900by900_Final

El transporte aéreo, uno de los servicios más sistemáticos, difícilmente sobreviviría en la ausencia de la inteligencia artificial. Los controladores en los aviones que calculan y aplican fuerzas de control simultáneamente han casi eliminado a los pilotos en las aeronaves modernas de hoy en día. La navegación con la asistencia de PS, permite a los pilotos irse de sus sillas, mientras que el auto-pilotage se encarga de todo.

En situaciones militares intensivas, los pilotos reciben asistencia de sus computadores, referentes a las estrategias y maniobras a desarrollar, que serían imposible de que sucedieran con tan solo el cerebro humano. En la aviación comercial, el ATC continuamente monitorea la posición de cada aeronave, y las alteraciones en el trayecto de cada una.